sábado, 3 de enero de 2009

Recuperándonos de los excesos

Ha sido un año excesivo en general. Los años pares nunca han sido buenos, siempre he preferido los impares y, por desgracia, este año estoy más de acuerdo que nunca en esto. Digo adiós al 2008 ni con pena ni con alegría, ya ni siquiera de esto me queda... La ilusión se va con él, la ilusión, la alegría, las ganas de todo... poco queda de casi cualquier cosa... Podría decir que espero con ganas este nuevo año, que puede ser mejor, que a lo mejor trae cosas muy buenas... pero ni yo misma me lo creo así que la inyección de optimismo habrá que dejarla para otro momento...
Junto con el año, he dicho adiós a muchas cosas, a muchas personas, demasiados adioses para mí, una persona hipersensible, que se encariña con todo fácilmente y que sufre lo indecible con los cambios...
Esta entrada estaba escrita en un tono mucho más triste, más derrotista, más pesimista... Al final no la he publicado así pero es como me siento...
Pese a todo, sí deseo un año muy feliz a todos vosotros, no ya feliz sino alegre, con cosas buenas, con personas estupendas... Deseo que lo paséis muy bien, que disfrutéis de las pequeñas cosas (y de las grandes también, claro), que tengáis más motivos para reír que para llorar, que deséis que el año no acabe nunca... Mis mejores deseos para todos.

7 comentarios:

AiLeoN dijo...

El 'adiós' siempre suele ser doloroso, siempre...

Te diría que arriba ese optimismo, pero no soy buena consejera en eso. Yo soy más pesimista por naturaleza, aún así te deseo lo mejor en este nuevo año que acabamos de empezar...

Un beso ;)

Olivia dijo...

Decir adios nunca es facil.Ya veras como este es un gran año.

Feliz 2009!!

Azuquita dijo...

Pandora, Feliz 2009, que espero te anime y te llene de optimismo. Levantate cada día con una sonrisa y dile adiós al pesimismo y a la tristeza que no son buenos compañeros de viaje. Yo lo he hecho y me encuentro mucho mejor (aunque lleva su tiempo, no creas).
Espero que este año podamos caminar juntas en este mundo bloggero.
Un fuerte abrazo felino.

Losselith dijo...

feliz año!

Julia dijo...

Querida amiga.
No es fácil decir adiós, las despedidas nunca son fáciles sobre todo, cuando se sabe a ciencia cierta que algunas son para siempre, lo digo por experiencia.
No sé, creo que los años no son terriblemente buenos ni terriblemente malos aunque así nos lo parezcan cuando se terminan.
Después de leer esta entrada, pienso que no servirá de mucho decir que las cosas cambiarán, que todo mejorará, que poco a poco te irás sintiendo mejor contigo misma y con lo que te rodea pero lo dejo ahí, para cuando la tormenta amaine, para cuando esas gigantescas olas se amansen y vuelvan de nuevo a acariciar la playa de tu vida.
Amiga Pandora lo importante, lo realmente importante es seguir adelante, saber que a tu alrededor hay personas que te ayudarán, te apoyarán, estarán a tu lado.
Un beso y bueno, dentro de lo poco que puedo ofrecerte, quiero que sepas que aquí estoy.

Julia.

Marino Baler dijo...

Mi año 2008 ha sido un tanto curioso. Lo empecé con ilusión y ganas y lo he terminado hastiado y desengañado. A ver como se da este nuevo año.

Un saludo.

X dijo...

Siento llegar tarde, aunque dicen que nunca lo es si la dicha es buena. ya verás como este 2009 es mejor, aunque solo sea porque lo tiene difícil para ser peor. :-)