domingo, 26 de octubre de 2008

Ventanas abiertas

Ya es noche cerrada. Te asomas por la ventana, todo está oscuro. Las cosas parecen distintas cuando no las baña el sol con su luz. Miras hacia afuera y dejas vagar tu mente... Abres un poco la ventana y permites que entre el aire... ¿Por qué es tan triste? ¿Por qué te invade la melancolía? Los demás duermen, respiraciones acompasadas, algún ladrido lejano, un solitario coche se oye pasar... Y tú mirando por la ventana...

7 comentarios:

Julia dijo...

Eso me suena muchísimo Pandora y... ¿Sabes cual es una posible solución?... Dejarte llevar por esa oscuridad de la noche hasta que consigas ver reflejado en la Luna tu interior.
En ese momento dejarás de ser tú para convertirte en tu otro tú.
Cuando las primeras luces del alba te vuelvan a la realidad, puede que te sientas distinta.
Un saludo.

Julia.

Pandora dijo...

Como siempre tus palabras se clavan directamente en mi mente... Objetivamente pienso que tus consejos son sinceros, directos y muy adecuados, pero ¡qué difícil seguirlos a veces!
Gracias por leerme.
Besos.

Rayco dijo...

Las noches son pura melancolía, por eso son imprescindibles.

Pandora dijo...

Hola Rayco, gracias por pasarte... ¿Por qué esta dosis extra de melancolía? Ésta ya está presente en nuestras vidas suficientemente, ¿no?

AiLeoN dijo...

Es que la noche es otro mundo. Mundo en el que me gustaría perderme...

Me gusta. Pocas palabras pero la esencia de lo transmitido ahí está.

Que tengas una buena tarde,
Cuídate

CalidaSirena dijo...

En las noches siempre aflora nuestra parte más triste, más melancólica, será porque la oscuridad nos atrapa y nos coge en desprevenidos e indefensos..
Ojalá que esa melancolía se disipe como la niebla..
Besos muy cálidos

Azuquita dijo...

La noche es un refugio, la tranquilidad hace ver las cosas de diferente manera, a veces, con una claridad terrible. Solo cuando amanece, porque siempre después viene la luz, los pensamientos se tornan dispares o incoherentes.
Me gusta asomarme por la ventana y ver aquello que por el día pasa rápido, los gatitos que salen a pasear sin miedo a nada... son preciosos, creo que es porque llevan la melancolia y la libertad nocturna.
Besos.